CONTRATOS Y CORRUPCIÓN: Detuvieron a otros dos contratados del Senador Guastavino

La investigación por presunta defraudación al Estado continúa arrojando nombres vinculados al poder legislativo.

Días atrás se conoció que Flavia Marcela Beckman, Esteban Ángel Alberto Scialocomo y María Victoria Álvarez eran las personas involucradas en uno de los escándalos políticos y judiciales más importantes de la provincia. Los tres figuran como contratados del senador nacional Pemo Guastavino.

El inicio de la causa tuvo lugar el día 20 de septiembre cuando las tres personas fueron interceptadas con mochilas llenas de dinero en un cajero del banco Bersa de Paraná.

La Justicia dictó la orden para realizar distintos allanamientos en estudios contables donde secuestraron material de interés para la causa.

Allanaron dos estudios contables vinculados a la Legislatura provincial

Ayer jueves trascendieron nuevos nombres y más vinculaciones a Guastavino. En esta oportunidad señalaron a Alfredo Bilbao Alfredo, contratado en el Senado de la Nación bajo la categoría A-2 y con un sueldo promedio de 61.000 pesos mensuales; y a Roberto Ariel Fauré, también contratado en la categoría A-3 con un salario mensual de 51.690 pesos, reveló la periodista Mónica Farabello para el Diario El Día de Gualeguaychú.

Bilbao y Fauré se suman a los primeros tres detenidos vinculados al legislador de Gualeguaychú, por lo que ya son cinco las personas detenidas que figuran entre los colaboradores del ex Vice Gobernador de Entre Ríos. Cabe destacar que hasta el momento el legislador no está siendo investigado ni pesa sobre él ninguna acusación.

En los primeros pasos de la investigación, la Policía allanó el domicilio de Marcela Beckman donde encontraron documentación y más tarjetas de débito, por lo que se definió dictar la prisión preventiva de los sospechosos.

La causa continúa estando bajo secreto de sumario y está a cargo de la fiscal Patricia Yedro; la fiscal anticorrupción, Cecilia Goyenche y la jueza de Garantías es Marina Barbagelata.

Al igual que en la primera oportunidad, Guastavino se despegó de los involucrados y aseguró no tener idea acerca de qué hacían sus contratados extrayendo dinero del banco Bersa, cuando ellos deberían cobrar sus salarios en el Banco Nación.

“Todo está en secreto de sumario, pero inicié el trámite para dar de baja de forma preventiva los contratos”, había explicado el Senador.

En cuanto a los contratados declaró: “No tengo muchos; no pasan ni los diez”; por lo que la mitad ya estarían implicados en un presunto fraude y a disposición de la Justicia.

EL DIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *