La Justicia busca indicios que confirmen la historia del maletín con 500 mil dólares: ¿Había también un arma?

Fuentes extraoficiales confirmaron a El Entre Ríos que el Ministerio Público Fiscal y la Policía investigan el relato de José Sánchez, el hombre de Nogoyá que asegura haber encontrado y devuelto un maletín que contenía 500 mil dólares.

Sánchez no sólo contó la historia del insólito hallazgo al periodismo. También brindó detalles a la División Investigaciones de la Policía de Nogoyá. En presencia de los uniformados, el hombre aseguró que, además del dinero, en el portafolio había un arma de fuego negra, aunque no supo precisar el calibre. «No conozco de armas» explicó. 

Por estas horas, está en marcha una investigación en procura de algún elemento de prueba que ratifique los hechos, sin resultados positivos hasta el momento, revelaron a El Entre Ríos.

Los detalles que Sánchez contó a la Policía

El relato de José Sánchez a la Policía no finalizó ahí sino que incluyó varios pormenores. Dijo que al ver el arma se asustó y llamó a la policía, al 101, dos veces, pero daba ocupado. De inmediato, le escribió a «Maxi Medrano» (de una emisora local), a quien le habría mandado un mensaje en estos términos: “Hola Maxi, disculpe que lo moleste, encontré un portafolio lleno de dinero, me parece que son dólares, no sé qué hacer, lo llevo a la radio?”

Según Sánchez, Medrano no le respondió en forma inmediata y, mientras iba caminando por calle Irigoyen en busca de un patrullero, ve que regresa la camioneta del hombre que se había olvidado el portafolio, quien frena, se baja agarrándose la cabeza y le dice “esto es mío”.

José le habría respondido «ya sé que es suyo». En ese momento, el hombre le habría dado un abrazo y agradecido el gesto. También le quiso dar un millón de pesos en recompensa. «Le dije que no le aceptaba, luego me pidió mis datos, mi nombre, número de teléfono y mi dirección, diciéndome que se iba porque andaba viajando pero que me iba a llamar», le dijo Sánchez al personal de la División Investigaciones.

Más tarde, cerca de las 20, cuando ya Sánchez se encontraba en su casa, le habría sonado el teléfono desde «un número privado», atendió y era el dueño del portafolio. 

Según pudo saber El Entre Ríos, Sánchez reveló detalles de lo conversado por teléfono: «Me dice que se llamaba Gustavo Yul (o algo similar su apellido), que en ese momento se encontraba en Colón, en el Hotel Quirinale, y que a la mañana, cuando pasó por Nogoyá, venía de Rosario, que el GPS le marcó mal y se había desviado de la ruta, y a la vez había frenado porque estaba discutiendo con su esposa y que por eso se había olvidado el portafolio, pero que él era de la Provincia de Buenos Aires, que sus padres son uno de los dueños de los supermercado Carrefour, y que andaba en la zona ya que iba a comprar una mansión entre San José y Villa Elisa y que el dinero era para eso. Hablamos bastante, me preguntó qué hacía de mi vida, que si yo tenía casa propia o alquilaba y ahí me volvió a ofrecer una recompensa y trabajo».

«Además -siguió relatando Sánchez- me dijo que entre Jueves y Viernes iba a volver a Nogoyá a verme y a dar las explicaciones que tendría que dar acerca del dinero, y que a la Policía le dé su nombre».

Por ahora, sin rastros que ratifiquen el relato

Fuentes confiables aseguraron a El Entre Ríos que las primeras pesquisas policiales no han permitido hallar indicios que confirmen la historia. 

El primer paso de la investigación fue el chequeo de las imágenes captadas por las cámaras de seguridad en el lugar donde, según Sánchez, vio al hombre parar con su camioneta y olvidar el maletín. Se trata de «calle Paraná, entre Mihura e Irigoyen» de Nogoyá. «Es ahí que observo que frena una camioneta nueva doble cabina, una Chevrolet S – 10, de color roja», precisó Sánchez.

La policía repasó tres horas de grabación de cámaras que apuntan justo a la zona mencionada por Sánchez pero no aparece en ningún momento ni siquiera un vehículo similar al descripto. 

También pidieron información a las camineras de las rutas que unen Nogoyá con Colón y tampoco aparece registro alguno del paso de una Chevrolet S 10 roja. 

Por último, la consulta al Hotel Quirinale también arrojó resultado negativo. No tuvieron alojada a una persona de nombre Gustavo y con un vehículo de esas características. 

No obstante, la investigación aún no habría concluido.Fuente: El Entre Ríos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.