Ratifica que halló 500.000 dólares y afirma: «Se está escondiendo algo»

«Que se la agarren conmigo, no con mi mujer ni mis hijas. Las amenazaron. Le pido a la Policía que custodie a mi familia», dijo José Sánchez luego de que el fiscal confirmara que «es mentira» el hallazgo de 500.000 dólares.

José Leandro Sánchez, el hombre que asegura que encontró un maletín con 500.000 dólares en una calle de Nogoyá y que devolvió la suma a su dueño, ratificó su historia, horas después de que el fiscal del caso asegurara que se trató de una mentira. «Tengo la conciencia tranquila de que lo que dije es cierto», insistió.

El fiscal Federico Uriburu empezó a investigar luego de que el hombre declarar que además del dinero, había un arma. Tres días después, el funcionario judicial afirmó que fue todo «una mentira».POLICIALESDijo haber devuelto U$S 500.000: para la Justicia, el relato era «todo mentira»El mismo basa su afirmación en que ni las cámaras de seguridad ubicadas en la esquina donde supuestamente se produjo el episodio registraron tal situación, ni la Policía Caminera divisó una camioneta como la descrita por Sánchez avanzar en dirección a la ciudad de Colón -presunto destino del conductor-, ni el presunto dueño de la valija se alojó en el hotel que señaló el narrador. «Es un relato que no encuentra su respaldo en la evidencia que hemos recopilado», dijo.

Tras la desmentida, Sánchez se defendió e insistió en que su relato es verídico. «No sé qué se inventó, ya dijimos lo que era la realidad. Nos quieren arruinar a nosotros, yo me quedo con la conciencia tranquila de que lo que dije es cierto. Yo sé que se está tapando algo, se está escondiendo algo. Hay que averiguar bien cómo está el tema. Quiero saber si las cámaras son de ese día. Nos quieren ensuciar, es todo cierto», dijo en una video que transmitió en vivo el periodista Maximiliano Medrano desde un auto en el que acompañó al changarín a Buenos Aires para extender su participación mediática.

Sánchez sostuvo además que hay una persecución contra su familia y pidió protección para su mujer y sus dos hijas. «Si se la quieren agarrar, que se la agarren conmigo, no con mi mujer ni mis hijas. Las amenazaron, yo les pedí que se quedaran en la comisaría. Le pido a la Policía que custodie a mi familia, que es lo único que tengo en mi vida», exigió.

Luego puso en línea a su mujer, quien relató: «Cuando volví a mi hogar en remís, otro auto paró en la puerta de casa. Era gris, con autos polarizados, no se veía nada. El remisero paró al lado de él. Entones, el auto siguió hacia adelante y se detuvo, con el motor en marcha, mirando qué pasaba con el remís. Al chofer le digo ‘Hace rato que el auto está ahí, es raro, ¿no?’. Y de repente el auto viene despacito hacia atrás. Al remisero le digo ‘Arrancá, arrancá’. Él me llevó a la Policía».

Durante la transmisión también tomó la palabra Medrano. «Paramos a mitad del camino y te dije que si todo era mentira lo dijeras ahora», contó el conductor radial.

Confundido, añadió: «Mi cabeza da mil vueltas, va a mil kilómetros por hora. Si yo fui engañado por José, cosa que no creo -creo en la versión de José-, fuimos engañados todos. Esperemos que todo se resuelva y se dilucide lo que sucedió realmente».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.