Bordet dijo que prefiere a Lavagna antes que a Cristina y advirtió que hay «riesgo de default»

Gustavo Bordet concedió una extensa entrevista al Diario La Nación. Lucrecia Bullrich, la periodista que dialogó con él, lo define como un «equilibrista».

En el diálogo, el gobernador de Entre Ríos defendió el acuerdo al que llegó con el kirchnersimo y tomó distancia de su antecesor y adversario, Sergio Urribarri; acusó al Gobierno de «no tener rumbo» pero dijo no querer «personalizar» en Mauricio Macri . Y, de cara a octubre, aseguró que la «alternativa» debe incluir a Cristina Kirchner , aunque, como candidato, se queda con Roberto Lavagna .

-¿Por qué busca otro mandato?

-Hemos podido ordenar la provincia después de haber asumido con una situación financiera muy mala. Este año tendremos superávit primario y financiero. A partir de ese orden en las cuentas hemos podido encarar un ambicioso plan de obras públicas, habilitamos los tres puertos entrerrianos y desarrollamos un plan de control sociosanitario de la población. Todo eso podemos consolidarlo en un segundo mandato.

-Formó un frente con el kirchnerismo y con Sergio Urribarri, hoy investigado por corrupción. ¿No teme quedar asociado con su figura? ¿Con la corrupción?

-Formamos un frente electoral con diez partidos, con los que tenemos una visión similar, un acuerdo programático plasmado en nuestra plataforma. Esto es fruto de un modelo de gestión que siempre tendió puentes y nunca buscó profundizar la grieta. Urribarri no forma parte de nuestra lista. No hay nadie en nuestras listas que necesite los fueros para ampararse. Eso demuestra palmariamente que no somos lo mismo.

-Urribarri integra su frente.

-No, no. Una cosa es un frente político que se hace con partidos políticos y otra cosa es cuando usted lleva en las listas a candidatos que reflejan ese acuerdo. Esos candidatos no tienen ninguna causa pendiente con la Justicia. Urribarri no forma parte de nuestras listas.

-¿Quién le gusta como candidato a presidente?

-Son muy pocos los candidatos lanzados. En el justicialismo tenemos que encontrar una síntesis que les proponga a los argentinos dejar atrás un modelo que hasta hoy ha priorizado a sectores especulativos y financieros, para ir hacia un modelo de producción y trabajo.

-¿Qué cree que va a pasar con Alternativa Federal?

-Alternativa Federal es una propuesta que ha generado expectativa en poder sellar la unión nacional. Alternativa Federal, si algo expresa, es esa necesidad de cerrar la grieta. Esto lo compartimos con varios gobernadores. Tenemos que salir de esta situación de división frente al modelo que lleva adelante el Gobierno, al que uno, a priori, no le encuentra el rumbo. Creo que de Alternativa Federal pueden salir los candidatos que necesitamos para el futuro.

-¿A Macri lo ve sin rumbo?

-No me gusta personalizar en la figura del Presidente. Lo que sí veo es que hay un gobierno y un plan económico que no tienen rumbo, que no tienen destino ni sustento. Una inflación del 60%, más una recesión fenomenal son un combo explosivo. Si a eso se le suma que la tasa está en un 65% para evitar corridas del dólar, lo que provoca atraso cambiario, es una bomba de tiempo. Esto nos preocupa mucho, más allá de personalizar en la figura del Presidente. Veo todo muy complicado. El único objetivo que se plantea el Gobierno es llegar al equilibrio fiscal primario a fin de año. Me preocupa 2020, con qué se va a hacer frente al pago de intereses y de capital de deuda. El Gobierno está en una situación de statu quo para llegar a las elecciones. El problema lo vamos a tener más tarde o más temprano.

-¿Ve una posibilidad de default?

-No quiero generar alarmas, pero me preocupa cómo, más allá del déficit fiscal primario, se va a hacer para pagar capital e intereses de deuda, si el Fondo seguirá apoyando. Creo que hoy estamos más cerca del default que de encontrar financiamiento. Pero hay que trabajar para que no ocurra. No podemos permitirnos que la Argentina vuelva a tener un default. Nosotros siempre hemos estado a disposición, pero lamentablemente vemos que el Gobierno se encierra en este plan económico que no nos lleva a ningún lado.

-¿Hay que renegociar el acuerdo con el Fondo?

-Primero hay que ver cuál es el final de la estrategia del Gobierno. Después, ver la situación real del país para saber cuáles son las condiciones del acuerdo que se suscribió y cómo se hará para cumplir. Hay que ver cómo queda el país respecto de las posibilidades de financiamiento y cómo vamos a quedar después de octubre. Esa es la gran pregunta.

-¿Habrá una PASO entre Massa y Urtubey?

-Puede ser. No lo descarto. Las PASO son un buen ejercicio democrático, al que no hay que tenerle miedo. Podría ser la forma de dirimir las candidaturas en Alternativa Federal.

-¿Cómo ve la posible candidatura de Lavagna?

-En este momento en que la Argentina necesita una conducción económica con visión moderada y que genere confianza en los mercados, Lavagna es un buen candidato. No tengo duda.

-¿Podría ser el candidato de Alternativa Federal?

-Por supuesto. Hay que construir consensos y en eso estamos.

-Pero Lavagna no acepta ir a una primaria.

-Creo que hay que agotar todas las instancias para encontrar un consenso.

-Él lo pone como condición.

-Creo que es prematuro. Hay que ver con el resto de los candidatos cómo se dirime. Lo importante es que hoy hay diálogo y respeto. En ese escenario es mucho más fácil encontrar los consensos para definir una candidatura. Los dirigentes de la oposición tenemos que estar a la altura de las circunstancias para ofrecer una alternativa. Y si hay que hacer un frente como el que construimos en Entre Ríos, hay que hacerlo.

-¿Cristina va a ser candidata?

-No lo sé. Es una decisión que tomarán ella y su espacio político.

-¿La sumaría al frente del que habla?

-Absolutamente. Creo que hay que construir un frente lo más amplio posible con acuerdos programáticos, como hicimos en Entre Ríos. Un frente que incluya a Unidad Ciudadana, a todos los sectores del PJ y a otros partidos que pensamos igual.

-Si Cristina fuera candidata, ¿la apoyaría?

-Hay que ver quiénes son los candidatos de Alternativa Federal. Hace tres años que vengo trabajando con un grupo de gobernadores y dirigentes políticos para encontrar una alternativa. Me inclino a seguir trabajando en ese sentido.

-Prefiere un candidato que no sea Cristina, entonces.

-No. Yo vengo trabajando en Alternativa Federal. Si encontramos una síntesis que represente aquello por lo que venimos trabajando, ese será el candidato al que apoyaré.

-¿Quién le parece mejor candidato? ¿Cristina o Lavagna?

-Son dos cosas absolutamente distintas. Creo que Lavagna puede ser un muy buen presidente de transición. Puede abrir una expectativa. Sería un muy buen candidato.

-Si la opción fuera entre ellos dos, ¿con quién se queda?

-Con Lavagna, claramente.

Fuente: La Nación – Lucrecia Bullrich

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.