La CGT y las CTA marcharon contra el modelo económico y ya se habla de un paro

Concretaron una masiva movilización por el centro porteño en rechazo al modelo económico que sigue el Gobierno, en momentos en que suena con fuerza la chance de un paro general para fin de mes acordado entre todas las vertientes gremiales.

Sindicatos de la CGT y de las tres CTA concretaron hoy una masiva movilización por el centro porteño en rechazo al modelo económico que sigue el Gobierno de Mauricio Macri, en momentos en que suena con fuerza la chance de un paro general para fin de mes acordado entre todas las vertientes gremiales.
La lluvia que azotó la ciudad de Buenos Aires al mediodía, al momento de la concentración, afectó la masividad de la marcha que de todos modos logró ser multitudinaria.

La movilización -que no tuvo acto- fue convocada por los gremios industriales de la CGT y luego adhirieron el resto de los sindicatos de la central obrera -los «dialoguistas» que tallan fuerte en la conducción y los «combativos» que se apartaron de la cúpula- como también las tres CTA, organizaciones sociales y entidades que representan a las pequeñas y medianas empresas.

Desde Plaza Miserere, en el barrio porteño de Once, partió a las 14:00 una nutrida columna de los gremios industriales – metalúrgicos de la UOM, mecánicos del SMATA, Textiles y Calzado- con fuerte presencia también de los sindicatos UOCRA (construcción) y UPCN (estatales), manejados por los dirigentes dialoguistas de la CGT conocidos como los «independientes».
Esta columna bajó por Avenida Rivadavia, bordeó el Congreso nacional -donde se detuvo un rato- y continuó por Avenida de Mayo hasta llegar a la 9 de Julio.

Por allí marcharon también los dirigentes y afiliados de los gremios del transporte de la CATT, que conduce el jefe de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, con la presencia además de los maquinistas de trenes de La Fraternidad; Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA); Guincheros; Trabajadores Viales y Afines; el sindicato de ANSeS (SECASFPI)y la Asociación Gremial de Abogados del Estado.

Por su parte, los afiliados de los gremios de la CGT más opositores a la gestión de Macri concentraron más cerca del Congreso y desde la calle Yrigoyen bajaron hasta la 9 de Julio, entre ellos Camioneros de Hugo y Pablo Moyano, como también los aeronáuticos de UPSA y los de la Corriente Federal que lidera el bancario Sergio Palazzo.

«Esta movilización es más fuerte que diez paros y puede ser el puntapié para otras medidas. Este gobierno logró que a nadie le vaya bien… ¿Quién dijo que no vamos a ir adelante?», enfatizó uno de los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer.
Se pronunció así en declaraciones a la prensa justo cuando partía la columna principal, la cual encabezó junto a su par Carlos Acuña y otros miembros de la conducción de la central como el jefe del gremio de Comercio, Armando Cavalieri.

De esta forma, Daer volvió a dar cauce a la posibilidad de convocar a un paro -los sectores más «duros» piden que sea antes de que termine este mes- y, al respecto, circulan versiones de que la cúpula cegetista ya tendría acordado con los Moyano concretar una huelga nacional y que sólo restaría definir la fecha.
«Es un momento muy crítico, con un padecimiento muy grande de la mayoría del pueblo argentino. Este Gobierno logró que a nadie le vaya bien, salvo a los sojeros de la especulación y la primarización de la economía. Queremos que cambie este modelo de decadencia y de destrucción del aparato productivo», agregó el integrante del binomio que conduce la CGT.

A su vez, la CGT publicó una solicitada en distintos diarios con el texto: «Por mejores salarios y jubilaciones; por programas sociales que generen inclusión; por más producción nacional y un país que priorice el desarrollo productivo y se castigue a la especulación financiera; por un desarrollo agropecuario con valor agregado; por servicios públicos de calidad y con tarifas socialmente justas».

Por su parte, el titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, señaló que después de esta marcha «tiene que salir el paro nacional antes de fines de abril» porque «hay condiciones para un paro contundente en la Argentina», y agregó: «Hemos resuelto que si la CGT sigue dando vueltas, las dos CTA, el moyanismo y más de cien sindicatos vamos a convocar a un paro igual».

En tanto, fuerzas de izquierda como el Partido Obrero y el MST, junto a dirigentes y afiliados de sindicatos alineados con esos espacios, también marcharon pero por su cuenta, ya que concentraron en el Obelisco y desde allí se dirigieron a la Plaza de Mayo donde realizaron un acto, con duras críticas al Gobierno y un reclamo a la CGT para que convoque a «un paro de 36 horas».
En consonancia con las manifestaciones de protesta que se realizaron en la Ciudad de Buenos Aires, distintos gremios realizaron concentraciones, marchas, y actos en varias ciudades del interior del país.

EL ONCE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.