Tras minimizar el levantamiento carapintada, Aguad ensayó una insólita marcha atrás

El ministro de Defensa que tildó de «acontecimiento chiquitito» la avanzada contra la democracia dijo que sus palabras fueron «mal interpretadas».

Tras calificar de «acontecimiento chiquitito» el alzamiento carapintada que protagonizó Aldo Rico contra el gobierno de Raúl Alfonsín a poco de recuperada la democracia, el ministro de Defensa Oscar Aguad ensayó una insólita justificación que no hizo más que profundizar la indignación de sus detractores.

Aguad, apodado «el milico» aseguró que el levantamiento carapintada de 1987 en Campo de Mayo era «historia vieja, un acontecimiento chiquitito» para justificar la presencia, una vez más, de Rico en el desfile militar organizado como parte de los actos de conmemoración de un nuevo aniversario del Día de la Independencia.

Tras la catarata de críticas el funcionario de Mauricio Macri ensayó una insólita marcha atrás, no se disculpó ni explicó la presencia de carapintadas en el desfile militar.

«El ministro de Defensa, Oscar Aguad, reitera su repudio histórico al levantamiento carapintada ocurrido en 1987 en Campo de Mayo y rechaza cualquier alteración del orden democrático o comportamiento que atente contra la institucionalidad», indicó la cartera de Defensa en un comunicado.

Y sigue: «Aguad aclara que sus dichos sobre ese hecho fueron mal interpretados, al tiempo que enaltece la figura del ex presidente Raúl Alfonsín, quien llevó adelante un enorme trabajo para conservar el orden institucional».

Para Aguad sus palabras fueron mal interpretadas aún cuando no prestan lugar a la confusión. Mantuvo además silencio sobre la cuestión que generó la polémica: la presencia de Rico en el desfile por el 9 de Julio.

FUENTE: MINUTO UNO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.