“La situación es terrible”, contó uno de los voluntarios entrerrianos que colabora en Amazonas

Los cuatro voluntarios que viajaron desde Nogoyá hacia Bolivia para combatir los incendios en la zona de la Chiquitanía, colindante con la selva de la Amazonia, dieron cuenta sobre la situación vivida e insistieron en el pedido de asistencia de aviones hidrantes.

«Estamos algo cansados pero estamos muy bien atendidos», contó Pablo Yturbide a La Voz. El voluntario viajó también con Agustina Arín, Ernesto Caraballo y Arnoldo Quinodoz.

Es que el incendio en la Chiquitanía arrasó hasta la fecha más de 1,7 millones de hectáreas, según el último reporte de la Gobernación de Santa Cruz, que da cuenta que el 41 por ciento del total de hectáreas quemadas se encuentra en parques naturales, el 30 por ciento corresponde a bosques y el restante 29 por ciento serían pastizales.

«La situación acá es terrible ya se han quemado 1.200.000 hectáreas, el fuego se divide y dispersa. Les pido hacer una difusión de esto, se necesita el apoyo inmediato de ayuda de helicópteros y aviones que puedan entrarse más en el bosque», encomendó Yturbide durante una comunicación con el medio de Nogoyá.

Pablo Yturbide, durante su trabajo en Amazonas
Pablo Yturbide, durante su trabajo en Amazonas

Los siete municipios que componen la zona chiquitana se reunieron este miércoles y declararon que ya no tienen recursos para combatir el fuego, por lo que instaron a un encuentro nacional para tomar decisiones. Los alcaldes de San Ignacio, Concepción, San Javier, San Matías, San Antonio de Lomerío, San Rafael y Roboré firmaron un documento señalando que el «evento catastrófico» afectó sembradíos, bosques, parques y a las comunidades de manera irreparable.

La Gobernación de Santa Cruz ratificó el pedido de que el gobierno boliviano declare desastre natural por el incendio, debido a la gran afectación a la biodiversidad. De hecho, la secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación cruceña, Cinthia Asin, aseveró que las áreas protegidas más afectadas con los incendios fueron Otuquis, Ñembi Guasú y el Área Natural de Manejo Integral San Matías. El fuego también llegó al Parque Noel Kempff Mercado y a la reserva de Tucabaca.

Según publicó el sitio Los Tiempos, en Bolivia se aguardaba la llegada de grupos especializados de Argentina y de la Unión Europea para coadyuvar en la mitigación de los focos de calor e incendios que afecta a la Chiquitanía.

Fuente: Radio La Voz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.