No estaba embarazada la mujer que buscaban en La Plata: «Todo fue una farsa»

Sandra Andrea Sepúlveda fue buscada como posible víctima de un rapto. Para la Justicia, todo fue una farsa y el fiscal analiza imputar por la denuncia al esposo de la falsa embarazada.

Todo el protocolo de seguridad ante un posible secuestro se había activado en la provincia de Buenos Aires. Se había denunciado la desaparición de una embarazada de un hospital y su esposo relató en la Justicia que el último mensaje de la mujer había sido un dramático pedido de ayuda. La supuesta víctima fue encontrada en la tarde de ayer después de analizarse los movimientos de su teléfono celular. Ese aparato se había apagado por última vez en el barrio porteño de La Paternal. En esa zona vive una familiar de la mujer. Una comisión policial espero en esa casa y la presunta víctima del secuestro apareció algunas horas después acompañada por su tía. Nada había pasado. Pero el caso se complicó por su declaración inicial. Aseguró que le habían robado el bebé. En realidad, todo fue una farsa. No estaba embarazada, tal como lo confirmó el fiscal Marcelo Romero.

«Todo fue una falsedad, ni siquiera está embarazada. Está ubicada en tiempo y espacio, o sea que psiquiátricamente está estable, puede declarar cuando yo lo decida y el embarazo es falso. Todo esto se va a documentar, me van a elevar las actuaciones y luego evaluaremos que decisión tomamos», aseguró Romero.

Y agregó: «Ella no hizo la denuncia, así que no le puedo imputar falsa denuncia, y respecto del marido tengo que establecer si sabía que esto era una falsedad o no. Así que está para evaluar la situación de ambos. Los dos están en libertad y la señora lejos de ser secuestrada estuvo en Buenos Aires en la casa de familiares. Lamentablemente hubo un gasto inmenso del Estado para la búsqueda de una persona que nunca estuvo desaparecida sino en la casa de su familiares».

Sandra Sepúlveda Carvajal, de 40 años, fue encontrada el viernes a las 17.30 por personal de la policía bonaerense que la buscaba desde que su esposo denunciase una extraña desaparición en un hospital platense. La mujer fue hallada en una vivienda ubicada en la calle Añasco al 2500, en la ciudad de Buenos Aires. El caso llamó la atención a los investigadores, ya que la mujer no estaba embarazada, pese a que ella misma insistió en sostener esa versión al tomar contacto con las autoridades.

Sepúlveda Carvajal fue hallada a partir del análisis de movimiento de su teléfono celular, que tomó señal por última vez ayer a las 10.40 en una zona cercana al lugar donde fue encontrada. A partir de ese dato se desplegaron agentes bonaerense en el lugar y lograron identificar el domicilio de una tía de la persona buscada. Los detectives esperaron en esa casa hasta que esta tarde apareció Sepúlveda Carvajal acompañada por su tía.

Se investiga ahora la situación que habría provocado el extraño comportamiento que derivó en una búsqueda judicial. Trascendió que su esposo tendría denuncias por violencia de género a exparejas. Esta imputado incluso por un abuso calificado, causa que llegaría a juicio en breve, según señalaron fuentes de la investigación.

Sin embargo, la trama de la causa sería más compleja y los detectives provinciales intentaban aún determinar si la pareja tenía algún problema o si se buscaba con la denuncia algo que todavía no está a la vista. Por lo pronto, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, fue terminante al comentar anoche este tema en su cuenta de Twitter. Calificó el hecho como una «mentira».

«A raíz de la denuncia de un hombre que buscaba a su mujer en La Plata pusimos a las fuerzas policiales a trabajar por su aparición. La encontramos, todo lo declarado por el hombre era mentira. Desde el Congreso voy a trabajar para que estas irresponsabilidades sean juzgadas.Felicitamos especialmente a la Policía de la Provincia y al fiscal Marcelo Romero por desempeñar su trabajo con profesionalismo», consignó Ritondo en Twitter.

El caso había empezado con una presentación de su esposo, Mauricio Martínez, quién relató la desaparición de su mujer en el hospital San Martín de La Plata. Contó que la mujer cursaba la semana 40 de embarazo y que antes de ver a los médicos, ella se dirigió a los baños del área de maternidad y no volvió. Lo último que se supo de ella fue una llamada que le hizo a su marido donde, antes de cortar, dijo: «Ayudame. Me están llevando».

Así lo denunció Martínez en una dependencia policial La investigación quedó a cargo del fiscal platense Marcelo Romero. Se activaron los protocolos de búsqueda de personas y, con la colaboración de la policía bonaerense, se hizo un rastrillaje en la zona del hospital San Martín y en los alrededores.

Fuentes de la investigación informaron que la versión que dio Martínez no resultaba creíble desde el propio inicio de la pesquisa. «No se puede comprobar que Sepúlveda Carvajal y Martínez hayan ingresado en el hospital. El área de maternidad tiene vigilancia privada. Se registra quien ingresa y quien sale. Es una zona sensible con seguridad», había afirmado un detective que participaba de la búsqueda.

El fiscal Romero solicitó en un primer momento las imágenes de las cámaras de seguridad del Hospital San Martín y de las zonas cercanas al centro de salud. No había rastros de esa mujer.

«No llegamos a registrarnos en el hospital. Era la primera vez que íbamos. Cuando recibo el llamado pensé que había roto bolsa. No tengo la menor idea de quien se la llevó pero fue por el bebé. Como le pasó a ella le pudo haber pasado a otra mujer embarazada. No sería la primera y última vez que secuestren a una mujer para robarle el bebé «, había comentado a la prensa Martínez, el esposo de la mujer que fue presentada como desaparecida.

La última publicación de Sepúlveda Carvajal en su perfil de la red social Facebook fue el 14 del mes pasado. Posteó una foto con la frase: «Un mujeriego no cambia, ni aunque esté con el amor de su vida». Esa situación y el antecedente de una causa en curso por abuso contra su esposo, tras una denuncia radicada por otra mujer, habían elevado el nivel de alerta.

«Sandra no tiene historia clínica en el hospital. No tuvo ningún atención previa. Venía con una derivación de una salita de Berisso para buscar turno para una cesárea», había explicado el director del hospital San Martín, Alberto Urban, cuando aún no se había encontrado a la mujer.

Urban agregó en ese momento: «El personal de vigilancia dicen que sí vieron al esposo de la mujer. Esto es un misterio».

Según fuentes con acceso al expediente, una mujer de características físicas similares a la de Sepúlveda Carvajal fue filmada en las cercanías del hospital cuando se subía a un colectivo de la línea 338 que une La Plata y San Isidro. La verificación del uso del celular de Sepúlveda Carvajal permitió finalmente dar con el paradero de la mujer.

Los testimonios de la mujer y de su esposo, por ahora, solo aumentaron el misterio provocado por este caso. (La Nación)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.