«Ya nos vamos»: La fuerte discusión que tuvieron los rugbiers detenidos

«No sabemos por qué estamos acá. Somos inocentes. Con esta fiscal no vamos a declarar», dijeron acá. Luego protagonizaron una fuerte pelea en la cárcel. «Vos siempre fuiste un cabeza de gato», fue una de las frases que se escuchó.

e viven horas de muchas revelaciones en el caso que conmociona al país y que tiene como protagonistas a un grupo de diez rugbiers que asesinaron a golpes a Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche en Villa Gesell.

Se conocieron las declaraciones de los 8 detenidos ?Máximo Thomsen (20) Ciro Pertossi (19) Luciano Pertossi (18), Ayrton Viollaz (20), Matías Benicelli (20), Lucas Pertossi (20), Enzo Comelli (19) y Blas Cinalli (18) y de Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (20), quienes están en libertad.

«No sabemos por qué estamos acá. Somos inocentes. Con esta fiscal no vamos a declarar», le habrían dicho Thomsen y Ciro Pertossi a la fiscal y el juez.

Y ahora, se conoció un reclamo: «Tranquilizate la c? de tu madre, que querés morirte acá. Ya nos vamos loco, no se peleen», le habría dicho Ciro Pertossi a Máximo Thomsen, según revelaron en Involucrados.

«Me cago en vos y en tu cálmense la p.. que me parió. Me quiero ir», respondió Thomsen, a lo que Pertossi respondió: «Vos siempre fuiste cabeza de gato, no rompas las bolas ahora».

Se supo que el día que liberaron a Juan Pedro Guarino y a Alejo Milanesi, también hubo un fuerte encontronazo. Cuando se fueron y la puerta volvió a cerrarse, los otros ocho imputados quedaron estupefactos. «Hermano, estamos hasta las bolas», fue la frase que Ayrton Viollaz le espetó a Máximo Thomsen.

«Yo te dije que esto iba a pasar», resistió Viollaz y encendió la mecha. En ese momento, el grupo volvió a fracturarse. La liberación de Milanesi y Guarino no hizo más que caldear el clima. «Empezaron a pelearse, se revolearon colchones y se escupían», advierten. La pelea fue tal que dos efectivos tuvieron que ingresar a la celda para calmarlos. «No hizo falta decir mucho, entendieron rápido que si trascendía algo así sólo se complicaban ellos», suman.

«Hay discrepancias internas, se están peleando. Muchos de ellos, los que menos participación tuvieron en el homicidio, están planteando que quieren abrirse. La convivencia no está siendo pacífica, el grupo definitivamente se quebró», aseguraron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.